Lorca hoy con Miguel Poveda en el circo Price, ayer en 1932 en Unión Radio con la Argentinita.

Federico-Garcia-Lorca-Alberti-Argentinita_1259884345_86633610_667x375

La Argentinita con Federico García Lorca y Rafael Alberti

 

Federico siempre estará con nosotros.

Como dice el periodista Fernando Neira, en su crónica en El País de la presentación del espectáculo “Enlorquecido” del cantaor Miguel Poveda en el Circo Price de Madrid, en Lorca confluye “la voz de los ancestros y la de quienes están aún por venir”. (ver aquí).

Hace unas semanas, antes de irme de vacaciones, di cuenta de uno de los últimos actos públicos que protagonizó García Lorca en el Madrid trágico del año 1936 (ver aquí). Ahora, tras mi regreso al trabajo, me lo he vuelto a encontrar cuatro años antes, en febrero de 1932 en las ondas de Unión Radio,  la gran empresa tecnológica y cultural que puso en pie el polifacético ingeniero de caminos Ricardo Urgoiti (1900-1979), hijo de  Nicolás María de Urgoiti, el fundador de El Sol en 1917, diario de cuyo arranque hice un seguimiento hace unos meses en mi otro blog: el de JAEinnova.

En efecto los oyentes de Unión Radio, germen de la poderosa SER de hoy en día, tuvieron la oportunidad de escuchar en la noche del jueves 18 de febrero de 1932 un recital de canciones populares antiguas, transcritas y armonizadas por Federico García Lorca, quien se encontraba en esos primeros meses del régimen republicano en un período de febril creatividad y de intenso activismo cultural.

Esas canciones populares eran las siguientes:

a) Las tres hojas, [letra del poema aquí]

b) Romance de los peregrinitos o pelegrinitos [letra del poema aquí]

c) Nana de Sevilla [letra del poema aquí]

d) Romance de los mozos de Monleón [letra del poema aquí]

e) Los cuatro muleros [letra del poema aquí]

f) Sevillanas del siglo XVIII [letra del poema aquí]

g) El café de Chinitas [letra del poema aquí]

h) Canción antigua de las morillas [letra del poema aquí]

Y fueron cantadas por La Argentinita (1898-1945), considerada una de las artistas más importantes del flamenco de todos los tiempos, de quien el poeta Manuel Machado, -cuya edición de su diario de 1918 editará próximamente Renacimiento de Sevilla, gracias a un trabajo que hemos hecho al alimón Sofía González Gómez y yo-, diría: «Era como una pluma en el aire… fue preciso que la vida lastrara su corazón con el peso del gran amor y su cuerpo delicioso conociera el valor estatutario de la línea y el secreto del abandono femenino y del hondo dolor humano para que la hiciera reposar sobre el suelo y la convirtiera en la intérprete de los cantaores hondos y las danzas flamencas y le diera una voz cordial, aterciopelada y penetrante, sin estridencia y una maravillosa expresión dramática en el baile y en la copla»

La_argentinita_by_Julio_Romero_de_Torres

La Argentinita por Julio Romero de Torres

 

Lorca y la Argetninita habían grabado esas canciones y alguna otra unos meses antes para La Voz de su Amo. Su emisión en Unión Radio iniciaría una larga cadena de audiciones que han permitido que se incrusten en la memoria sentimental de muchos españoles, debido a que han formado parte del repertorio de muchos cantantes desde Teresa Berganza a quienes acomapañan a Miguel Poveda en su espectáculo de “Enlorquecido” como Carmen Linares.

Si se hace click en las canciones enumeradas línea arriba se podrá disfrutar de la voz y la música de aquellos extraordinarios artistas que fueron Lorca y la Argentinita. Su actuación en Unión Radio el 18 de febrero de 1932 connovió a algunos de sus oyentes, como habrá ocasión de comprobar en otra de las futuras entradas de esta bitácora, que poco a poco se va a adentrar en el ambiente cultural de la Segunda República española.

Anuncios

Antonio Machado, primer firmante de una convocatoria de homenaje a María Teresa León y Rafael Alberti el 9 de febrero de 1936

Esta mañana publicaba en El País el periodista Jesús Ruiz Mantilla un atinado artículo en el que se preguntaba ¿Qué tiene Antonio Machado que todo el mundo le quiere?.

Su lectura me ha llevado a otro momento de nuestra historia, en el que la posición política de Machado estaba bien definida, como informo a continuación.

El domingo 9 de febrero de 1936, después de la celebración de unos mitines del Frente Popular cuando Madrid se encontaba a una semana de unas elecciones que serían decisivas en la vida política de la España del siglo XX, se celebró a las tres de la tarde, en el café Nacional, ubicado en el número 19 de la calle Toledo, una singular comida, que ha sido evocada por M.R. Giménez en su blog dedicado a los antiguos cafés de Madrid. (ver aquí)

La organizaron un grupo de amigos y admiradores de María Teresa León y de Rafael Alberti tras su llegada a España después de un fértil viaje por tierras americanas. En México, por ejemplo, Alberti terminó el poema Verte y no verte, su elegía al gran torero Sánchez Mejías, según evocara muchos años después -en 1990 en el diario El País (ver aquí)– uno de sus amigos mexicanos: Octavio Paz.

Según sabemos por los periódicos de 1936 las invitaciones para asistir a la comida, al precio de seis pesetas, se podían obtener en el Ateneo de Madrid, en el Lyceum Club Femenino, ubicado en la calle San Marcos, 41, en la sede de Izquierda Republicana, la formación política liderada por Manuel Azaña, situada en Mayor, 6 y en el mismo café Nacional.

Lo que llama la atención al rememorar ese evento cultural , del que se conservan testimonios gráficos, es conocer el quién es quién de los convocantes.

homenaje a Alberti 9 febrero 1936

Federico García Lorca, en pie, y junto a él María Teresa León. En segundo término, por la derecha, Rafael Alberti.

El primer firmante era Antonio Machado (1875-1939), quien pocos días después -el viernes 14 de febrero – presidiría otro homenaje: el que María Teresa León organizó en memoria de Ramón María del Valle Inclán, recientemente fallecido, en el Teatro de la Zarzuela.

Junto al nombre del poeta sevillano estamparon sus firmas: Guillermo de Torre (Madrid 1900-Buenos Aires 1971), Julio Alvarez del Vayo (Villaviciosa de Odón 1891-Ginebra 1975), Luis Araquistain (Bárcena de Pie de Concha 1886- Ginebra 1959), Rosa Chacel (Valladolid 1898-Madrid 1994), Concha Méndez (Madrid 1898-México 1986), León Felipe (Tábara-Zamora 1884- Ciudad de México 1968), José Bergamín (Madrid 1895-Fuenterrabía 1983), Ramón J. Sender (Chalamera-Huesca 1901-San Diego, Estados Unidos 1982), Federico García Lorca (Fuente Vaqueros-Granada 1898- camino de Viznar a Alfacar, Granada 1936), Magda Donato (Madrid 1898-Ciudad de México 1966), Salvador Bartolozzi (Madrid 1882-Ciudad de México 1950), Jesús Hernández (Murcia 1907-Ciudad de México 1971), Luis Lacasa (Ribadesella 1899-Moscú 1966), Luis Cernuda (Sevilla 1902-Ciudad de México 1963), Juan Vicéns (Zaragoza 1895-México 1959), Alberto (Toledo 1895-Moscú 1962), José Díaz (Sevilla 1895-Tifilis. Georgia, URSS 1942),  Dolores Ibarruri (Gallarta 1895-Madrid 1989), César M. Arconada (Astudillo, Palencia, 1898-Moscú 1964), Manuel Altolaguirre (Málaga, 1905-Burgos 1959), Arturo Serrano Plaja (San Lorenzo de El Escorial 1909-Santa Bárbara, California 1979), Miguel Prieto (Almodóvar del Campo, Ciudad Real, 1907-México 1956), Luis Buñuel (Calanda, Teruel, 1900-Ciudad de México 1983), Timoteo Pérez Rubio  (Oliva de la Frontera-Badajoz- 1896- Valença-Brasil-1977), Isaac Pacheco (Madrid 1889-?), Miguel Pérez Ferrero (Madrid 1905-1978), Francisco Galán (San Fernando (Cádiz) 1902-Buenos Aires 1971), Luis Salinas, Gustavo Pittaluga Madrid 1906- 1975), Federación Universitaria Hispano-Americana, Biblioteca Cultural Ferroviaria del Norte, Sindicato Unitario Ferroviario.

Ahí estaban pues artistas, intelectuales, políticos, sindicalistas, militares, universitarios que representaban a las principales fuerzas que sostenían al Frente Popular, (Izquierda Republicana, Unión Republicana, Partido Socialista Obrero Español, Partido Comunista), vencedor de las elecciones que se celebraría una semana después de esa comida de camaradería celebrada en el afamado Café Nacional, que se había inaugurado el 15 de octubre de 1885 y que hoy es el restaurante Riazor.

De la digitalización de fondos de la Revista Matemática Hispano-Americana de la JAE al análisis de las revistas científicas del patronato Juan de la Cierva del CSIC

simurg-francisco-gomes-teixeira

El archivo-biblioteca del Centro de Física Miguel A. Catalán del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), formado por los Institutos de Estructura de la Materia, Física Fundamental y de Óptica Daza de Valdés, ha desarrollado en los últimos años una interesante iniciativa.

Conscientes sus responsables de la importancia y valor histórico de sus archivos comenzaron en 2013 a crear y organizar el archivo de sus fondos documentales con la idea de darles visibilidad. Fruto de ese esfuerzo se han incorporado al portal SIMURG, que reúne la colección de fondos patrimoniales  digitalizados por el CSIC, 75 trabajos originales (manuscritos y mecanografiados) de matemáticos españoles y extranjeros que colaboradon entre 1928 y 1933 en la Revista Matemática Hispano-Americana, cuya existencia se dilató entre 1919 y 1982, y que fue impulsada en su etapa inicial por Julio Rey Pastor y los integrantes del Laboratorio y Seminario Matemático de la JAE.

Ejercicios resueltos, 1929

 Los trabajos originales incluyen artículos científicos y colaboraciones en las distintas secciones de la revista tales como bibliografía, cuestiones propuestas o cuestiones resueltas, notas, ejercicios elementales, glosarios, etc. En muchos casos se conservan, junto con los manuscritos, las galeradas o pruebas de imprenta, además de figuras y dibujos, envoltorios y sobres de envío, que permiten mostrar el recorrido que los autores seguían para publicar un trabajo desde su redacción hasta su publicación final. De este modo, aspectos como la reutilización y aprovechamiento del papel, las notas y correcciones, los tipos de letra y firma, que pueden rastrearse a lo largo de estos documentos, son otro aliciente más para apreciar el valor histórico de este fondo que gracias al esfuerzo de Flora Granizo se ha incorporado a  SIMURG.

Ver Colección del Fondo en Simurg

Ver artículo en EnRedadera nº28

Este proceso de composición de los artículos de revistas científicas, además de otros muchos aspectos en un singular encuentro metodológico entre la historia del libro y la historia de la ciencia, ha sido analizado por Fernando García Naharro para el caso de las diversas revistas científicas y técnicas impulsadas por el patronato “Juan de la Cierva” del CSIC durante las décadas de 1940 y 1950. Así lo ha hecho en la tesis doctoral titulada “El papel de la ciencia. Publicaciones científicas y técnicas durante el franquismo (1939-1966)”, y defendida con brillantez en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense el 21 de febrero de 2017 ante un tribunal presidido por Elena Hernández-Sandoica, e integrado también por los profesores e investigadores Jean-François Botrel, Agustí Nieto-Galán, Luis Enrique Otero Carvajal y el autor de esta bitácora. La tesis ha sido dirigida por Jesús A. Martínez Martín.

Un seminario sobre la Política cultural de la Segunda República

Entre el 24 de noviembre y el 17 de diciembre de 2015 se está celebrando el seminario Política cultural de la Segunda República Española organizado por el Seminario Complutense Historia, Cultura y Memoria con el apoyo de la Fundación Pablo Iglesias. Las sesiones tienen lugar a las 17 horas en el salón de actos de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid según el calendario que reproduzco líneas abajo.

Gracias a una amable invitación de los directores del seminario la historiadora del arte Idoia Murga Castro y el contemporaneísta José María López Sánchez participaré en él el próximo miércoles 9 de diciembre con una conferencia sobre La educación en la Segunda República.

En esa disertación intentaré ofrecer un panorama general de los logros educativos de los gobiernos republicanos, y sistematizaré algunas noticias que voy ofreciendo en mi otra bitácora Jaeinnova. Cuaderno de investigación sobre las reformas educativas y científicas de la era de Cajal. En ella he presentado recientemente entradas sobre la creación del Consejo Nacional de Cultura en agosto de 1932 por Fernando de los Ríos cuando era ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes (ver aquí) o he presentado un artículo de María Zambrano en el que hacía un análisis del año universitario 1933-1934. (ver aquí).

Seminario Complutense 1Seminario Complutense 2

A %d blogueros les gusta esto: